sábado, 21 de diciembre de 2013

LA FRASE DEL DIA 21/12/2013 Y OTRAS COSAS, por Marisa

por Marisa


¡¡¡Mañana es el sorteo de la Lotería de Navidad!!! ¿Creéis en ella? Yo sí ... Es el día 22 de diciembre y, con este sorteo, se entiende inaugurada oficialmente la Navidad -en serio-. Este año su anuncio en televisión ha dado mucho que hablar ...


Hablando de anuncios publicitarios navideños (aparte del anterior, el de la Lotería). ¿Habéis visto el de Campofrío? Como el año pasado, podrá gustar o no, pero es diferente. Veámoslo (si no lo conocéis) ... Por cierto, que he leído en los periódicos que la empresa es ahora de unos mexicanos y de unos chinos ... y, sin embargo ...



Dadas las fechas en que nos encontramos, es típico cantar villancicos. Os dejo un enlace donde podréis encontrar un montón y en varios idiomas.

Y ahora, unas frases ... positivas, claro ... Son seis ... Espero comentarios ...






Y ahora, unas recomendaciones:
- La expresión plan B (o plan b), con el significado de ‘plan alternativo’, no necesita comillas ni ningún otro resalte. En los medios de comunicación pueden encontrarse frases como «El Tribunal Supremo Electoral prepara plan “B” para transmisión de datos el día de las elecciones», «El “Plan B” de Setién rescata un punto ante el Murcia» o «La alcaldesa aseguró que no ha pensado en un ‘Plan b’». El Diccionario del español actual, de Seco, Andrés y Ramos, define B como ‘alternativo o de segundo orden’ e incluye entre sus ejemplos la expresión plan B. En este sentido, planse escribe en minúscula y la letra be, como sucede en dinero b o caja b, en minúscula o, más habitualmente, en mayúscula, sin necesidad de resaltes. Así pues, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «El Tribunal Supremo Electoral prepara plan B para transmisión de datos el día de las elecciones», «El plan B de Setién rescata un punto ante el Murcia» y «La alcaldesa aseguró que no ha pensado en un plan b».
- La lluvia y la nieve caen, no precipitan. Tanto nevar como llover se refieren a fenómenos meteorológicos y pertenecen a una categoría de verbos tradicionalmente conocidos como impersonales. El verbo precipitar no pertenece a esta categoría, pues con él siempre tiene que haber alguien o algo que sea la causa o el agente, y en consecuencia es inadecuado decir «Hoy precipitará en el norte de la región». La precipitación, como la nieve o la lluvia, tampoco es el agente, por lo que es igualmente inapropiado decir «La lluvia precipitará desde primera hora de la mañana». En estos casos, lo adecuado es emplear los verbos llover o nevar, o recurrir a alguna construcción como habrá precipitaciones o la nieve caerá. Los ejemplos anteriores pasarían a ser: «Hoy habrá precipitaciones en el norte de la región» (o mejor, «Hoy lloverá…», «Hoy nevará…», «Hoy nevará y lloverá…», según el caso) y «La lluvia caerá desde primera hora de la mañana».
- Las formas clubes y clubs son adecuadas para formar el plural del término club, como señala la Nueva gramática de la lengua española en su apartado dedicado a los plurales de las voces de origen no castellano. El Diccionario panhispánico de dudas explica que club es un anglicismo asentado en el español desde hace dos siglos y que desde el inicio su plural ha vacilado entre las formas clubs, que coincide con el plural inglés, y clubes, que sigue la regla tradicional que establecía el plural en -es para las palabras acabadas en consonante. En la actualidad las dos formas se consideran válidas, de modo que frases como «Bruselas investiga a siete clubes españoles por ayudas ilegales» y «Los clubs de fútbol españoles apuntan en sus cuentas las dificultades de la crisis» son correctas. También se admiten los dos plurales en los compuestos que contienen esta palabra, como por ejemplo, aeroclubs o aeroclubes, cineclubs o cineclubes, teleclubs o teleclubes y videoclubs o videoclubes.
Y ahora un cuento, y no un poema. Un cuento de Navidad, que espero os guste.  

Hochi el reno



Después de años de fiel servicio, el padre de Hochi fue retirado del trineo de Papa Noel, dada su avanzada edad. Un puesto hereditario, que pasaba desde tiempos inmemorables de padres a hijo y que muy pronto debía asumir el joven Hochi.

Una gran responsabilidad, para la que no se sentía preparado y cuyo peso le causaba tal zozobra, que sin que nadie se diera cuenta, se escapó de su cruel destino. Sin ningún sitio a donde ir, voló y voló, hasta encontrar una pequeña cueva en la que poder descansar un rato.

Cuando sus padres se dieron cuenta de la locura que había hecho su hijo, comenzaron a buscarle desesperadamente por todo el Polo, con la ayuda del resto de los renos y Papa Noel. A punto de darse por vencidos, encontraron al pequeño, durmiendo plácidamente en la caverna.

-Hochi, hijo mío. ¿Por qué nos has hecho esto? –Dijo la madre con lágrimas en los ojos-

-Siento que sufras mamá, pero es que no quiero tirar de ese pesado trineo.

-Es una tradición familia-dijo su padre muy enfadado- de la que debes hacerte cargo, como hicieron todos nuestros ancestros. Comprendo que estés asustado, pues todos lo estuvimos la primera vez al llevar el trineo, pero debes pensar que sin nosotros, miles de niños se quedarían sin sus regalos.

Tras un largo silencio, Hori dijo:
-Tienes razón papá, he sido un egoísta al pensar únicamente en mi beneficio. Cuando tenga miedo o me parezca imposible continuar, siempre recordaré tus palabras.
 Y me despido hasta el lunes con estas imágenes navideñas. ¡Disfrutad del fin de semana!