sábado, 21 de junio de 2014

MAS BORBONES ... Y LA RUTINA

MEMBRETE 2014 MARISA

Felipe de Borbón y Grecia será el rey Felipe VI. Esto quiere decir que antes que él hubo otro cinco monarcas con el mismo nombre: Felipe I de Castilla, Felipe II, Felipe III de España y Portugal, Felipe IV y Felipe V, el único —hasta ahora— de la dinastía de los Borbones.
Hasta ahí es lo que recuerda la mayoría de la gente, pero a muchos nos costaría resumir en qué consistió el reinado de cada uno o, simplemente, entre qué años ocuparon el trono. Para evitar que esto nos pase, y con la ayuda de algunos historiadores, vamos a hacer unas pequeñas fichas de cada uno.

Felipe I de Castilla, el Hermoso

Reinado: De enero a septiembre de 1506. Fue rey consorte. Subió al trono de Castilla por ser esposo de Juana I de Castilla, popularmente conocida como Juana la Loca. Su reinado fue muy breve porque falleció con apenas 43 años. "Se enfrió tras un partido de pelota y murió", cuenta Juan Antonio Sánchez (profesor de Historia Moderna de la UNED). Su llegada supuso un cambio de dinastía pacífico en el país. "Hijo del emperador Maximiliano I, trajo la casa de Austria a España", añade Alfredo Alvar Esquerra (profesor de Investigación en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas). Será recordado por ser el padre del todopoderoso emperador Carlos V.






Felipe II de Austria o Habsburgo, llamado El Prudente

Reinado: 1556 -1598. Llegó al trono después de que su padre, el emperador Carlos V, abdicase y se retirara al Monasterio de Yuste (Cáceres). Antes de ser Felipe II España fue rey de Nápoles, título que le concedió su padre en 1554 (entonces sólo era príncipe de Asturias), al contraer matrimonio con la reina María I de Inglaterra, su segunda mujer (luego vinieron otras dos más). "Era la forma de evitar que hubiese diferencias de rango en el matrimonio", aclara Alfredo Alvar Esquerra. Su reinado duró 42 años y, durante ese tiempo, consiguió mantener la hegemonía de España en el mundo. "Los dos hemisferios se gobernaban desde Madrid", continúa Alvar Esquerra. Felipe II pasará a la historia por ser el rey que logró la anexión de Portugal a España. Estuvieron unidas de 1580 a 1640.



Felipe III de Austria, llamado el Piadoso

Reinado: Rey de España y Portugal desde septiembre de 1598 hasta su muerte en 1621. Se convirtió en rey al morir su padre y vivió todo su reinado bajo la sombra de Felipe II. "Su padre había hecho tantas cosas que él no lo podía alcanzar", explica Alfredo Alvar, quien señala que a pesar de eso fue uno de los grandes monarcas de España: "Durante su reinado no se perdió ningún territorio y no sólo eso, sino que se incorporaron pequeñas plazas en el norte de África". Felipe III defendía la política de que el rey debía dedicarse a reinar y que fuese un valido el que gobernase de facto. Éste fue el duque de Lerma, famoso por protagonizar episodios de corrupción por su "política de nepotismo y clientelismo". La medida más importante de su reinado fue la expulsión de los moriscos de España. En 1609 aprobó el decreto por el que "más de 300.000 tuvieron que marcharse a Turquía y al norte de Marruecos", señala Juan Antonio Sánchez. El historiador destaca además que se casó solo una vez y fue, probablemente, "el único monarca que no ha tenido amantes".



Felipe IV de Austria, llamado el Grande o el Rey Planeta

Reinado: Desde marzo de 1621 hasta su muerte en septiembre de 1665. Subió al trono tras fallecer su padre Felipe III. Su reinado fue uno de los más interesantes de la historia de España. "En su época se viven enormes fluctuaciones en política exterior, la entrada en guerra con Francia en 1635 y la entrada de España en la guerra de los 30 años y en la propia vida de Europa de mediados del siglo XVII, que es una época de enorme crisis", señala Alvar. En 1640 vivió uno de los peores momentos de su reinado cuando Portugal y Cataluña se sublevaron contra el núcleo central. Este episodio terminaría con la independencia de Portugal. Felipe IV pasó su vida con la "permanente angustia de no saber si su heredero (Carlos II) podría sostener el reino y viendo cómo el imperio heredado se venía abajo. De hecho se vino", añade Alfredo Alvar Esquerra.


Felipe V de Borbón, llamado el Animoso

Reinado: De noviembre de 1700 a enero de 1748. En 1724 abdicó en en su hijo Luis I, pero tuvo que volver al trono menos de un año después al morir éste. Felipe V reinó hasta 1746. "Llegó muy joven al trono y fue bien acogido por la gente", explica Juan Antonio Sánchez. En 1701 juró los fueros de Cataluña en Barcelona, donde conoció a su primera mujer, María Luisa de Saboya. Posteriormente Barcelona se levantaría contra su rey legítimo en la guerra de secesión. Este episodio se prolongó hasta 1714 con la victoria de Felipe V, quien decidió rediseñar la monarquía. "Fue quien unificó España con los Decretos de Nueva Planta e impuso la política de un solo reino, una sola moneda...", explica Alvar. También impuso el castellano sobre la corona de Aragón, de la que no había recibido apoyo: "Desde entonces se construye una España que nunca llegó a estar unificada". "Deroga los privilegios e instituciones e impone el modelo castellano, sentando las bases de un estado moderno, sin aduanas", explica Sánchez, que también recuerda que "sus hechos políticos siguen afectándonos".


Y ya dejamos a los Borbones, la proclamación y demás hasta el Dominicial de mañana, y volvemos a la rutina, a lo de todos los días.
Por ejemplo, veamos unas recomendaciones:
- Se llama músculo aductor al ‘que tiene como función mover una parte del cuerpo acercándola a su eje’, mientras que se llama músculo abductor al ‘que tiene como función mover una parte del cuerpo alejándola de su eje’, de acuerdo con las definiciones del diccionario Clave. En las noticias sobre lesiones deportivas es habitual confundir ambas palabras: «Coentrão no jugará más en el Mundial por una lesión en el aductor», «El lateral portugués sufre una lesión de grado dos en el abductor derecho», «Francia sufrió ayer otra baja: el centrocampista Clement Grenier, con un desgarro en el aductor derecho» o «Grenier sufrió este jueves una lesión en un abductor durante un entrenamiento». Tal como indica el Diccionario panhispánico de dudas, «aductor (‘que aduce’ y ‘[músculo] que realiza los movimientos de aducción’) no debe confundirse con abductor». Así pues, más allá del parte médico oficial en estos casos concretos, es necesario asegurarse siempre de cuál es el músculo afectado y, en función de ello, escribir aductor abductor.
- El nombre El Niño, que se aplica a un fenómeno climático que causa desastres en la costa americana del océano Pacífico, se escribe con mayúsculas iniciales y no necesita cursiva ni comillas. La denominación de este fenómeno se puede ver escrita de muchas maneras en la prensa: «Este año estará marcado por la presencia del Fenómeno del Niño», «El ‘Fenómeno del Niño’ está aquí» o «Panamá comenzará a sentir los efectos del fenómeno de “El Niño” en el próximo trimestre». El nombre español de El Niño está fijado convencionalmente para su uso internacional, y a diferencia de otros fenómenos atmosféricos como los huracanes incluye el artículo, por lo que este se escribe con mayúscula y no se contrae con las preposiciones a y de; por otra parte, la palabra fenómeno se escribe en minúscula, pues no es parte de su denominación, sino que tiene función meramente descriptiva. Así, en los ejemplos anteriores habría sido preferible haber escrito «Este año estará marcado por la presencia del fenómeno de El Niño», «El fenómeno de El Niño está aquí» y «Panamá comenzará a sentir los efectos del fenómeno de El Niño en el próximo trimestre». El mismo criterio se aplica a la corriente de El Niño, que tampoco necesita comillas ni cursiva y que se escribe con mayúsculas iniciales en El Niño, como en «Este fenómeno inusual es provocado por la corriente de El Niño y la depresión aislada de niveles altos».
- Monumento conmemorativomonumento en memoriamonumento en recuerdo o, simplemente, monumento son expresiones preferibles a memorial para aludir a este tipo de construcciones. En los medios de comunicación es frecuente oír o leer frases como «Rajoy inaugura un Memorial por los 186 policías asesinados en atentados» o «Calatayud levantará un memorial a los bilbilitanos víctimas de la Guerra Civil». El Diccionario panhispánico de dudas dice sobre memorial: «Como sustantivo se usa en español con los sentidos de ‘escrito en que se plantea una petición’ y ‘relación escrita u oral de hechos pasados’; el uso de este sustantivo —puntualiza— con el significado de ‘monumento conmemorativo’ es calco desaconsejable del inglés; en español es preferible decir monumento (conmemorativo)». También pueden emplearse las expresiones monumento en recuerdo y monumento en memoria. De este modo, en los ejemplos citados habría sido más adecuado escribir «Rajoy inaugura un monumento a los 186 policías asesinados en atentados» y «Calatayud levantará un monumento conmemorativo de los bilbilitanos víctimas de la Guerra Civil».
- Ante las dudas que se plantean a menudo respecto al uso de los puntos suspensivos, a continuación se ofrece una serie de pautas sobre las normas ortográficas de este signo de puntuación: 
1. Los puntos suspensivos son tres y nada más que tres, aunque en las ortografías académicas antiguas este signo estuviera formado por un número indefinido de puntos.
2. Cuando los puntos suspensivos coinciden con el final de la frase, no se añade el punto de cierre (siguen siendo tres) y la siguiente palabra, al pertenecer a una oración distinta, se escribirá con mayúscula: «Este fin de semana iremos a… Mírame, que estoy hablando contigo»; mientras que se escribirá minúscula si continúa la oración precedente: «Este fin de semana iremos… ¡a casa de los primos!».
3. La palabra posterior a unos puntos suspensivos va separada de estos por unespacio, mientras que la palabra precedente va pegada: «La sorpresa de público y crítica ha sido… Ocho apellidos vascos», y no «La sorpresa de público y crítica ha sido …Ocho apellidos vascos».
4. Después de los puntos suspensivos puede o no haber otro signo de puntuaciónposterior (salvo el punto), que de existir nunca se coloca antes de los puntos suspensivos: «Me encantaría ir…, pero no creo que vaya a poder», donde no habría sido adecuado «Me encantaría ir,… pero no creo que vaya a poder».
5. Las oraciones con puntos suspensivos se puntúan igual que si estos no aparecieran; esto es, en «Me encantaría ir…, pero no creo que vaya a poder» se escribe la misma coma que si no hubiese puntos suspensivos, y en «Se observa un aumento de turistas franceses, italianos, alemanes…: crece el turismo de habitantes europeos, en resumen», se emplean los dos puntos característicos para introducir la conclusión de lo antedicho.
6. Los puntos suspensivos no se escriben antes ni después de etcétera ni de su abreviatura etc., pues dicha combinación resulta redundante.
Y ahora, las efemérides:
1995Violentos incidentes en el traslado al País Vasco de los restos de Lasa y Zabala.
1993El Estado español adquiere la colección Thyssen de pintura por 350 millones de dólares.
1983España ingresa en el Centro Europeo de Investigación Nuclear.
1978Se celebra el primer congreso de Comisiones Obreras en Madrid.
1963Comienzo del papado de Pablo VI
1945Fin de la Batalla de Okinawa
1908Unas 250.000 sufragistas reclaman en Londres el derecho al voto femenino.
1887Jubileo de Oro de la reina Victoria I de Inglaterra
1831Cyrus McCormick inventa la segadora
1825Creación del distrito de San Jerónimo, en la provincia de Andahuaylas, Perú, por parte de José de San Martín
1824Gran Bretaña autoriza la existencia de los sindicatos y reconoce el derecho de huelga.
1814El rey Fernando VII restaura la Inquisición en España.
1813La batalla de Vitoria pone fin a la Guerra de Independencia Española.
1791
Luis XVI intenta huir de Francia pero es capturado.



Hoy es san Luis Gonzaga (Castiglione delle StiviereLombardía9 de marzo de 1568 - Roma21 de junio de 1591), que fue un religioso jesuita italiano. beatificado por Paulo V el 19 de octubre de 1605, y canonizado el 13 de diciembre de 1726 por Benedicto XIII, quien lo declaró patrono de la juventud, título confirmado por Pío XI el 13 de junio de 1926. Se celebra su fiesta el 21 de junio. Es decir, ... que hoy es ... tachán tachán ... ¡¡¡mi santo!!!. Marisa viene de María Luisa ... Felicidades a los tocayos y tocayas ...

Y acabamos con unas frases ... para recuperarnos de la alta actividad de la semana (incluido el "soponcio" que nos dio la selección de fútbol) ... Nos vemos el lunes ...


Foto: Un Sueño escrito con una FECHA se convierte en una META
Una Meta desglosada en PASOS se convierte en un PLAN
Un Plan respaldado por las ACCIONES hace que tus SUEÑOS se hagan REALIDAD
Equipo www.emprendedorespositivos.com