lunes, 18 de mayo de 2015

UN CLÁSICO

MARISA OTRO MEM

¡¡¡Hola, buenos días a todos/as!!! Empieza la semana de las elecciones, lo que quiere decir que comienza el fin de mayo ... Pero aún nos quedan por vivir muchos acontecimientos. Para contrarrestar el estrés, hagamos hoy una entrada clásica.

Empecemos con las frases.





Veamos ahora las recomendaciones lingüísticas:
- La expresión papel cuché es preferible a papel couché, que se usa para referirse a un tipo de papel satinado y, por extensión, a las revistas ilustradas que se imprimen en él y en particular a las de crónica social o del corazón. En los medios de comunicación es habitual encontrar frases como «La semana pasada decíamos adiós a una de las personas más entrañables del papel couché», «Hasta ahora, la vida privada de los presidentes franceses estaba vetada al papel couché» o «La élite pakistaní se refugia en el “papel couché”». El Diccionario académico ya recoge la forma hispanizada papel cuché (del francés papier couché), por lo que no es preciso destacarla con cursivas ni comillas. Así pues, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «La semana pasada decíamos adiós a una de las personas más entrañables del papel cuché», «Hasta ahora, la vida privada de los presidentes franceses estaba vetada al papel cuché» y «La élite pakistaní se refugia en el papel cuché». No obstante, conviene recordar que existen denominaciones alternativas tanto para referirse al soporte físico (papel estucado, papel metal y papel tipo, según el Diccionario de edición, tipografía y artes gráficas de José Martínez de Sousa) como a ese tipo de publicaciones (prensa del corazón, prensa rosa o crónica social…).
Las siglas en la lengua oral forman el plural según las reglas generales, es decir, con la adición del sonido de una ese, aunque en su forma escrita esta letra se omita. En los medios hablados, sin embargo, cada vez es más frecuente su supresión, de modo que se pronuncia /las oenejé/ (de las ONG), /los deeneí/ (de los DNI) y /los pecé/, /las pecé/, /los pesé/ o /las pesé/ (de los PC o las PC). Tal como explica la ortografía académica, las siglas pluralizan con toda normalidad en la lengua oral, a pesar de que no se considere oportuno añadirles una ese cuando se escriben en mayúscula. Aunque en el uso no sea raro trasladar el plural fonético a la forma escrita, que además se corresponde con la significación plural, lo habitual actualmente en los medios es seguir la recomendación académica de dejar las siglas invariables en la escritura. Por ello, en una oración escrita como, por ejemplo, «La fundación solicita la donación de PC, que reacondicionan para donarlos a escuelas, hospitales y ONG» lo recomendable en la lectura oral es restituir la ese en PC y ONG, de modo que diga /pecés/ o /pesés/ y /oenejés/, que son los plurales asentados de estas siglas. Se recuerda que las siglas escritas en minúscula sí forman plural gráfico, en consonancia con el oral: los eres, los tacs, los ovnis, los sidas, las opas, las ucis, etc.
Ti, pronombre personal de segunda persona, se escribe sin acento ortográfico, a diferencia de lo que ocurre con mí sí. En los medios de comunicación es muy habitual encontrar frases como «¡Va por tí, Wagner!», «Óscar 2015, la cobertura completa solo para tí» o «Lo que tus ojos dicen de tí». Los pronombres personales de primera y tercera persona mí  se escriben con una tilde diacrítica que permite diferenciarlos respectivamente del adjetivo posesivo mi (mi casa) y de la conjunción condicional si (si sales, abrígate), palabras átonas las dosEn el caso de ti, no hay confusión posible con ninguna otra palabra, por lo que se aplica la norma general de no tildar los monosílabos. Así pues, en los ejemplos anteriores lo adecuado habría sido escribir «¡Va por ti, Wagner!», «Óscar 2015, la cobertura completa solo para ti» y «Lo que tus ojos dicen de ti».

Las efemérides del 18 de mayo son las siguientes:
1996Manifestación de decenas de miles de personas contra la aplicación de la ESO.
1980Perú. Sendero Luminoso inicia la lucha armada, atentando en el local electoral del pueblo ayacuchano de Chuschi, mientras se realizaban las elecciones que elegirían al nuevo presidente, después de 12 años de dictadura. 
1980El volcán Monte Saint Helens entra en erupción, dejando los mayores daños demográficos y económicos en la historia de EE UU
1976El boxeador español José Durán es proclamado campeón del mundo en Tokio.
1954Entra en vigor la Convención Europea de Derechos Humanos.
1804Napoleón Bonaparte es proclamado emperador por el Senado francés.
1541Fundación de la ciudad de Valladolid en la Nueva España (actual ciudad de Morelia, México) por el virrey Antonio de Mendoza.
1291
Caída de Acre, ultimo bastión cristiano en Tierra Santa.


Hoy leemos "Hombre que mira el techo", curioso poema de Mario Benedetti.

Siempre hay una jornada fuera de serie
en que uno logra sentirse sereno
pero está lejos de ser una canonjía
ya que la serenidad no es el mejor
de los estados posibles e imposibles

hoy por ejemplo tomo distancia
con respecto a las cosas y a mi mismo
y no por eso echo al olvido
qué joda era qué bueno era
estar adentro del entrevero

después de todo la famosa
serenidad es una isla
autorizada comonó
y legal
aunque rodeada inexorablemente
por emociones clandestinas

todavía me siento un poco incómodo
en mis primicias de sereno
como quien entra en un traje nuevo
que tiene bajas las hombreras

pero el cuerpo y el alma son
animalitos de costumbres
mañana la incomodidad
será menor y en pocos días
me habré habituado a estar sereno

eso me llena a veces de alegría
es claro que se trata de una alegría serena
y en consecuencia uno no sale a dar abrazos
ni pega gritos ni le canta al cielo
a lo sumo archiva caricias y otros prólogos
por estricto orden cronológico

también llega a invadirme el desconsuelo
pero se trata de un sereno desconsuelo
y por lo tanto nadie solloza
ni dice mierda
ni putea

sencillamente como un modesto mago
de rojo circo de domingo
o de feria
tomo los naipes del amor
los bajo con parsimonia
y en las narices del viejo público
que es como hacerlo en mis narices
mágicamente los transformo
en nuevos naipes de amistad

lo único extraño viene a la noche
pues se presume que un sereno
ha de dormir serenamente
pero yo paso horas y horas
mirando el techo

o sea que
no sé hasta cuando estaré sereno
porque la calma ya no da abasto

hay que confiar y yo confío
que no hay mal que dure
cien años


Y ya me despido hasta el sábado que, por cierto, será jornada de reflexión. Con lo que a mí me gusta reflexionar ... ¡¡¡Feliz semana!!!