lunes, 4 de mayo de 2015

UN POCO DE HISTORIA

MARISA OTRO MEM

¡¡¡Hola, feliz lunes!!! Hoy vengo muuuuuuuy positiva. Así que empiezo con dos frases que alegran el corazón. La segunda es de mi muy querido Mario Benedetti,




No sé si recordaréis que, en la entrada del pasado sábado, os conté que había estado en Jaén y que, en esta provincia andaluza, se llevaron a cabo dos batallas muy importantes: La de las Navas de Tolosa y la de Bailén. Vamos a repasarlas.

LA BATALLA DE LAS NAVAS DE TOLOSA

BATALA DE LAS NAVAS

El 16 de julio de 1212, la coalición cristiana formada por unos 70.000 soldados, encabezada por Castilla, derrotó a los 120.000 musulmanes del imperio almohades en el norte de la provincia de Jaén, junto a Despeñaperros, en los campos de las Navas de Tolosa. Aquella victoria marcó el declive musulmán e inicio de la fase final de la Reconquista. El cuadro de arriba representa la tarde del 16 de julio de 1212, cuando Alfonso VIII junto al Arzobispo de Toledo, don Rodrigo Jiménez de Rada, recorren impávidos el campo del horror. La batalla había durando apenas unas horas, pero todo era ya muerte y desolación.
LA BATALLA DE BAILÉN

EMBOSCADA GUERRILLERA


La Batalla de Bailén tuvo lugar el 19 de julio de 1808, durante la Guerra de la Independencia Española, en la ciudad jienense de Bailén. Supuso la primera derrota de la historia del ejército del águila imperial de Napoleón. El ejército francés, con 20.489 soldados al mando del general Dupont, se enfrentó contra 29.246 soldados del general Castaños, comandante del ejército español de Andalucía .

Tras el Levantamiento del Dos de Mayo, Napoleón ordenó al general Dupont, que con el 2º Cuerpo de Observación de la Gironda, controlara Andalucía. Cuando el general se dirigía a Cádiz para auxiliar a la escuadra naval de Rossilly, que estaba bloqueada por los españoles; se enfrentó al incipiente ejército español en Bailen. Las Divisiones Reding y Coupigny del ejército español de Andalucía, organizadas por el General D. Francisco Javier Castaños, entablaron dura batalla. Tras atacar los franceses hasta 5 veces de forma infructuosa, Dupont finalmente se rindió.
El viernes 22 de julio, tras firmar las capitulaciones, los franceses rindieron sus armas, águilas y banderas, quedando prisioneros de guerra 18.400 soldados , incluyendo 15 generales y 467 oficiales.


Tras conocer un poco más de nuestra historia, pasemos a las recomendaciones:
- La expresión príncipe heredero es la apropiada para aludir al heredero del trono, mejor que príncipe de la coronaEn los medios aparece ocasionalmente este último giro, como se ilustra en las siguientes frases: «La familia real saudí aceptó su petición de ser relevado de sus funciones como príncipe de la corona» y «María y el príncipe de la corona danesa ya tenían un hijo y una hija». Se trata de un calco del inglés crown prince, que en español se traduce como príncipe heredero o con la expresión alternativa de heredero de la corona. Según el diccionario académico, el príncipe es el ‘hijo del rey que es heredero de la corona’, y aunque a menudo príncipe heredero puede resultar algo redundante y no siempre es el hijo, es un giro asentado y de uso legítimo, que habría resultado preferible en los ejemplos anteriores. Lo mismo cabe aplicar al torneo conocido en inglés como Qatar Crown Prince Coup, que en español es Copa del Príncipe Heredero de CatarEn algunos países, príncipe también es ‘hijo del rey que no es heredero de la corona’ o ‘miembro de una familia real’, y en este sentido sí es apropiada la siguiente información, pues se habla de un miembro de la familia real de la monarquía británica: «Podría ser que Catalina traiga al mundo al segundo príncipe de la corona inglesa».
El término típex (en minúscula, con tilde en la i y con una sola p) es adecuado para referirse de forma genérica a un tipo de líquido o cinta que permite tapar con una capa blanca lo escrito y volver a escribir encima. En los medios se usa con frecuencia esta palabra en frases como «El informe de los peritos muestra que los libros de cuentas fueron alterados con Tipex», «El Ayuntamiento de Mahón modificó con tip-ex el escrito firmado meses antes por el alcalde» o «Una vez alterados los datos, los retocaba con ‘tipex’ y hacía una fotocopia a color». La vigesimotercera edición del Diccionario de la Academia ya recoge la palabra típex y explica que procede de la marca registrada Tipp-Ex, cuyo uso se ha generalizado hasta convertirse en un nombre común, igual que ha sucedido con otras como pósit (Post-it), chupachups (Chupa Chups) o clínex(Kleenex). Cuando ya se emplean de ese modo, los términos adaptados de estas marcas se escriben en minúscula, se atienen a las reglas generales de acentuación del español y no necesitan destacarse con cursivas ni comillasAsí, en los casos anteriores habría sido preferible escribir «El informe de los peritos muestra que los libros de cuentas fueron alterados con típex», «El Ayuntamiento de Mahón modificó con típex el escrito firmado meses antes por el alcalde» y «Una vez alterados los datos, los retocaba con típex y hacía una fotocopia a color». Conviene recordar que, si se quiere aludir a la marca concreta que ha dado origen al término, lo adecuado es respetar su grafía (Tipp-Ex) y que en todo caso pueden usarse otras denominaciones como corrector cinta correctora, que gozan asimismo de un amplio uso.
La conjunción y toma la forma e ante palabras que empiezan por el sonido /i/. En cambio, se mantiene cuando este sonido va seguido por otra vocal con la que forma diptongo: «mata y hiere», no «mata e hiere». Con motivo del suceso ocurrido ayer en un colegio de Barcelona, pueden verse en los medios de comunicación frases como «Un barcelonés de 13 años mata a un profesor e hiere a cuatro personas». Según indica la Ortografía de la lengua española, cuando la conjunción y antecede a palabras que comienzan con los diptongos ia (hia), ie (hie) y io (hio), se mantiene en la forma y: «frío y hielo», «acero y hierro» o «cloro y iodo».  Esto no ocurre si la siguiente palabra empieza por i (o hi), sin diptongo, en cuyo caso la conjunción cambia a e: «mató e hirió», «Geografía e Historia», «chinos e indios»… Por tanto, en el ejemplo anterior lo adecuado habría sido decir: «… mata a un profesor y hiere a cuatro personas». Además, se recuerda que antes de una palabra extranjera cuyo sonido inicial es /i/, la conjunción debe adoptar la forma e («Iberia e easyJet» y no «Iberia y easyJet»), porque el criterio que prevalece es el fonético, no el gráfico. Sin embargo, se mantiene la forma y cuando la conjunción tiene valor de adverbio en oraciones interrogativas, como cuando se dice «¿Y Ignacio?» queriendo expresar «¿Cómo está Ignacio» o «¿Dónde está Ignacio?».

Vayamos con más frases positivas:



Y acabemos con las efemérides del 4 de mayo:

2006Comienza la alerta roja del Ejército Zapatista de Liberación Nacional
1996José María Aznar se convierte en presidente de España, tras 13 años de gobierno del PSOE.
1976En España aparece el diario "El País".
1968Cierre español del paso fronterizo con Gibraltar.
1923Entra en vigor la Constitución de Palestina.
1886Revuelta de Haymarket en Chicago, tras la huelga general iniciada tres días antes, el 1 de mayo. Debido a estos acontecimientos se celebra el 1 de mayo como Día Internacional de los Trabajadores.
1704Inicio de la guerra de Sucesión española con el desembarco en Lisboa del archiduque Carlos de Austria.
1675El rey Carlos II de Inglaterra ordena la construcción del Observatorio de Greenwich.
1626Los indios venden la isla de Manhattan por 24 dólares.
1589Francis Drake, corsario inglés, comienza su plan de ataque contra La Coruña.


Y ya me despido hasta el sábado. Pasad una estupenda semana. Si queréis pasar a vernos, aquí estamos cada día.