sábado, 15 de marzo de 2014

RECOMENDACIONES Y GEOGRAFIA

MEMBRETE 2014 MARISA

¡¡¡Buenos días de sábado!!! ¡¡¡Valencia está en fallas!!! Hoy es la plantá. Pero no temáis (jijiji) que no voy a hablar de fallas. Hoy vamos a retomar nuestras recomendaciones ortográficas, de paso que recordamos algo de geografía.

Empecemos ...

- La expresión de primera significa ‘sobresaliente en su línea’, mientras que de primeras equivale a ‘de un golpe, según viene’. Sin embargo, en las noticias futbolísticas es habitual confundir ambas locuciones: «Apenas un escarceo por la banda derecha que acabó con un mal remate de primera» o «Le cuesta horrores jugar en profundidad, abrir el balón a la banda o tocar de primera». El Diccionario académico define la locución de primera como ‘sobresaliente en su línea’. Por otra parte, la Nueva gramática de la lengua española indica que de primeras se usa con el sentido de ‘en primera instancia, en un primer momento’; a su vez, en primera instancia significa ‘al primer ímpetu, de un golpe’, esto es, en fútbol, sin preparar el disparo, el centro o el remate. Por tanto, en los ejemplos anteriores lo apropiado habría sido escribir «Apenas un escarceo por la banda derecha que acabó con un mal remate de primeras» y «Le cuesta horrores jugar en profundidad, abrir el balón a la banda o tocar de primeras». Por otro lado, frases como «Di María mandó un centro que Jesé remató de primera para aumentar la ventaja madridista» o «Griezmann recibió un buen balón en la frontal para rematar de primera el balón y colocarlo en el fondo de la portería» ensalzan la calidad del remate, mientras que si se hubiera escrito de primeras se habría enfatizado que los jugadores golpearon el balón según les llegaba. Dado que en estos remates en concreto los jugadores marcaron buenos goles al primer toque, ambas afirmaciones pueden considerarse acertadas.






- Crimeo es el gentilicio recomendado para referirse a los habitantes de CrimeaCon motivo de los acontecimientos sucedidos en esta república autónoma de Ucrania, es frecuente encontrar informaciones con frases como «La ampliación de sus prerrogativas permitirá a los crimeanos determinar por sí mismos, sin presiones exteriores y dictado, el futuro de su autonomía» o «Los crimeanos solicitarían ayuda a Moscú en contra del poder instalado en Kiev». Tal y como indica la Real Academia Española, es más adecuado el gentilicio crimeo que crimeano, término frecuente en algunos medios de comunicación. Así, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «La ampliación de sus prerrogativas permitirá a los crimeos determinar por sí mismos, sin presiones exteriores y dictado, el futuro de su autonomía» y «Los crimeos solicitarían ayuda a Moscú en contra del poder instalado en Kiev». Además, se recuerda que la grafía adecuada para referirse a la ciudad portuaria de Sebastopol es sin tilde y con b, tal y como señala el Diccionario panhispánico de dudas. Por tanto, en frases como «El expresidente ucraniano se encuentra supuestamente en Sevastópol» habría sido mejor escribir «El expresidente ucraniano se encuentra supuestamente en Sebastopol».


- El uso de cifras negativas precedidas de términos cuyo significado ya implica su carácter negativo, como perder, decrecer, bajar o disminuir, es inadecuado. En los medios de comunicación es frecuente encontrar frases como «La inversión en televisión decreció el −28 % en el 2009», «El gigante del automóvil facturó 297 millones de euros, lo que supuso una disminución del −36,4 %» o «El PIB bajó un −1,2 por ciento en ese periodo». En todos estos casos el signo  (menos) resulta innecesario para lo que desea expresarse, pues en los verbos decrecer, disminuir y bajar ya está implícito el carácter negativo de las cifras a que se refieren. Así, en los ejemplos anteriores lo adecuado habría sido escribir «La inversión en televisión decreció el 28 % en el 2009», «El gigante del automóvil facturó 297 millones de euros, lo que supuso una disminución del 36,4 %» o «El PIB bajó un 1,2 por ciento en ese periodo».
- Malasio es la forma preferible para mencionar a los habitantes de Malasia y lo relacionado con este país, y malayo es el nombre recomendado para hablar de su lengua oficialEn las informaciones sobre el avión desaparecido en Asia se utiliza con frecuencia la palabra malayo como gentilicio: «Las autoridades malayas han desmentido que se hayan encontrado restos del aparato» o «Avistados unos restos que podrían ser del avión malayo desaparecido». La Ortografía de la lengua española recoge el gentilicio malasio para los naturales de ese país, y el Diccionario panhispánico de dudas también lo señala como el más apropiado, si bien recoge que se usa en ocasiones la forma malayo. Esta, explica, designa en sentido estricto a los individuos de una etnia de la zona y también a la lengua que hablan, que es la oficial en el país. De acuerdo con esto, en los ejemplos anteriores habría sido recomendable escribir «Las autoridades malasias han desmentido que se hayan encontrado restos del aparato» y «Avistados unos restos que podrían ser del avión malasio desaparecido». Respecto al nombre del país, cuya denominación oficial es Federación de Malasia,  la forma tradicionalmente usada en español es Malasia, y no Malaysia, Malaisia ni Malaya, que se emplean con alguna frecuencia en los medios de comunicación.

Bueno, después de tanta recomendación, la verdad es que tengo pocas ganas de hablar. Así que os dejo unas cuantas frases para reflexionar y os emplazo para el lunes, que creo que os contaré algo clásico. Acordaos que mañana hay Dominical y que no hay que perdérselo ...