viernes, 22 de junio de 2012

LA FRASE DEL DIA 22/06/12, por Marisa


La frase de hoy va dedicada a María. Fue ella quien me insinuó que escribiera algo parecido. Así que ... hoy "barremos más para casa".

"La perla del Mediterráneo se llama Altea" (Marisa)

Vista general
Si buscais en internet, comprobareis que a muchas ciudades del Mediterráneo se las llama "la perla de ...". Pero muy cerca de nosotros, tenemos una muy especial. Es Altea.
Altea es un municipio de la Comunidad Valenciana, situado en la provincia de Alicante, en la comarca de la Marina Baja. Se encuentra en la costa del Mar Mediterráneo, al norte de Benidorm y al sur de Calpe. Cuenta con 23.532 habitantes.
Calles empinadas
Curiosidades

En Altea se encuentra la facultad de Bellas Artes de la Universidad Miguel Hernández.
La marca automovilística SEAT tomó su nombre para uno de sus modelos, un monovolumen compacto de carácter deportivo.
El nombre de Altea podría provenir del griego Althaia, que significa "yo curo", o bien de la palabra árabe aṭṭaláya que da lugar en valenciano a la palabra Talaia. Se han encontrado en su término vestigios de íberos y romanos.
Durante la última fase del dominio musulmán, Altea perteneció a la taifa de Denia. Fue conquistada en 1244 por Jaime I de Aragón y obtuvo carta puebla en 1279.

Calle típica del casco antiguo
En 1705 desembarcó en la bahía de Altea la escuadra angloholandesa que apoyaba al Archiduque Carlos de Austria, encabezada por el general valenciano Juan Bautista Basset, en el marco de la guerra de Sucesión, lo que favoreció la toma posterior por los austrocistas de Denia y de Valencia. El siglo XVIII marcó un auge agrícola, pesquero, comercial y demográfico, acabándose el siglo con 5.000 habitantes. Durante el siglo XIX la vida oficial y comercial se transladó hacia el núcleo urbano próximo al mar.
Sus calles descienden lentamente hacia el mar, y las pequeñas casas pueblerinas, encaladas desde su construcción, hacen de Altea un lugar óptimo para el descanso vacacional, así como para el retiro de muchos jubilados.
A la orilla del mar está su puerto pesquero y el puerto deportivo, más conocido como Club Náutico de Altea. Muy cerca de este punto está el paseo marítimo, de reciente ampliación, que se prolonga desde el puerto hasta el antiguo pueblo de pescadores, con multitud de tiendas, cafeterías y restaurantes con terrazas veraniegas. También es popular su mercadillo callejero.

Calle del casco antiguo, con la iglesia de Nuestra Señora del Consuelo al fondo.
Conserva una parte del caserío municipal, con restos de un castillo y la iglesia de Nuestra Señora del Consuelo. Playa, paseo marítimo y puerto son los principales atributos de esta población turística. Además, Altea cuenta con el honor de ser calificada por importantes personalidades (como artistas, políticos, cantantes, etc.) de ser una de las localidades más bonitas de la Costa Blanca, y de España en general. Cuenta también con una importante muestra de artesanía.
Altea es una fiesta continua. A lo largo de todo el año, cada partida o barrio alteano homenajea a su patrón.
En febrero, son las fiestas de Medio Año («Mig Any») de moros y cristianos en honor a San Blas y las del Cristo de la Salud en Altea la Vella. 
En junio, llega el turno de las fiestas en honor a la Santísima Trinidad en el barrio de Bellaguarda, San Antonio («Sant Antoni») en la partida Cap Blanch y San Juan («Sant Joan») en el barrio del fornet (casco antiguo). 
En julio, tienen lugar la fiesta marinera en honor a San Pedro («Sant Pere») y la Virgen del Carmen a la que continua San Jaime («Sant Jaume») en Cap Blanch y la de Santa Ana en Altea la Vella.
Agosto, empieza con la fiesta de San Roque («Sant Roc»), en la partida de la huerta (l'horta) a las que siguen las fiestas de San Lorenzo («Sant Llorenç») en la que se realiza un castillo de fuegos artificiales donde se dispara incluso desde plataformas flotantes dentro del mar. Dicha fiesta, se enmarca en la partida de la Olla («l'Olla»). San Isidro («Sant Isidre») y San Luis («Sant Lluís»), también se desarrollan en el mes de agosto.
En septiembre son las de Santo Tomás y, como colofón del final del verano, el cuarto fin de semana de septiembre, las Fiestas Patronales en honor al Cristo del Sagrario acompañado de la fiesta de los moros y cristianos. Para terminar el año, en diciembre, se celebran las fiestas de Santa Bárbara en la partida de Sogay y La Purísima en Altea la Vella.
Durante años, Altea ha sido refugio de poetas, cantantes, pintores, escultores y ceramistas. Entre ellos, los pintores Benjamín Palencia y Genaro Lahuerta, la artista Marisol, y los poetas y escritores Rafael Alberti y Vicente Blasco Ibáñez.


Para acabar, FELICIDADES A LOS JUANESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS