miércoles, 12 de junio de 2013

LA FRASE DEL DIA Y OTRAS COSAS DEL 12/06/2013, por Marisa

MEMBRETE LA FRASE

¡Hola a todos! Hoy se prevé buen tiempo en todo el país. Solo se espera algo de lluvia en Galicia. No sé cómo habéis pasado la noche. Os lo digo porque. en Valencia, hemos pasado la primera noche calurosa de la temporada. Las temperaturas no han bajado de los 20 grados ...

Bueno, vayamos a la frase/reflexión de hoy.




Para hoy os propongo la canción Pensando en vos, de Melocos




Hoy es el santo de Onofre y las efemérides del 12 de junio son:
- de 1295, Jaime II de Aragón fue nombrado rey de Cerdeña y Córcega por el papa Bonifacio VIII
- de 1915, nació David Rockefeller, banquero estadounidense
- de 1985, España firmó el tratado de adhesión a la Comunidad Económica Europea (actual Unión Europea).

Las recomendaciones de este miércoles son:
- Las expresiones en caso de que en el caso de que —y no en caso que ni en el caso que, que omiten la preposición de son las formas adecuadas para no caer en el queismo. Sin embargo, es frecuente encontrar en los medios de comunicación frases como «En Barcelona buscan opciones en el caso que Messi no se recupere» o «El decreto establece la expropiación temporal de una vivienda en caso que vayan a ser desalojados ciudadanos». En estos ejemplos, lo adecuado habría sido escribir «En Barcelona buscan opciones en el caso de que Messi no se recupere» o «El decreto establece la expropiación temporal de una vivienda en caso de que vayan a ser desalojados ciudadanos».
- Polizona es el femenino de polizón. Polizón —que significa ‘persona que viaja clandestinamente en un barco o un avión o, por extensión, en otro medio de transporte’—, aunque se ha empleado tradicionalmente como epiceno masculino (el polizón), en la actualidad se emplea en femenino con la forma polizona, que es correcta.
- En los medios de comunicación escritos es muy frecuente ver cómo se confunden las expresiones porqué, por qué, porque por que: Porqué es un sustantivo, sinónimo de ‘causa’, ‘motivo’ o ‘razón’: «El responsable de fotografía de la casa de subastas explica el porqué de su valor», que puede ir también en plural: «Los porqués del entrenador no tienen sentido». Por qué es la combinación de la preposición por y el interrogativo qué: «¿Por qué no aumenta el número de vivienda protegida?»; se reconoce si se le agrega la palabrarazón: «Le preguntaron por qué (razón) ingresó al club». La palabra porque es una conjunción que equivale a puesto que, dado que, ya que…: «Es difícil porque hay tres equipos más de un nivel muy alto». También puede tener valor de finalidad con un verbo en subjuntivo, equivalente a para que: «Hizo lo que pudo porque (o para que) su trabajo fuera excelente». En este caso, también es válida su escritura en dos palabras. Por que es la combinación de por y el pronombre relativo que y se reconoce fácilmente porque siempre se puede intercalar un artículo entre ellos: «Ese es el motivo por (el) que decidió no ir». También puede tratarse de la preposición por exigida por verbo, sustantivo o adjetivo, y la conjunción que: «Se preocupa por que no le paguen nada» (preocuparse por algo).
Vuelve Mario Benedetti por aclamación. Hoy leemos y escuchamos su poema Asunción de tí.


Quién hubiera creído que se hallaba 
sola en el aire, oculta, 
tu mirada. 
Quién hubiera creído esa terrible 
ocasión de nacer puesta al alcance 
de mi suerte y mis ojos, 
y que tú y yo iríamos, despojados 
de todo bien, de todo mal, de todo, 
a aherrojarnos en el mismo silencio, 
a inclinarnos sobre la misma fuente 
para vernos y vernos 
mutuamente espiados en el fondo, 
temblando desde el agua, 
descubriendo, pretendiendo alcanzar 
quién eras tú detrás de esa cortina, 
quién era yo detrás de mí. 
Y todavía no hemos visto nada. 
Espero que alguien venga, inexorable, 
siempre temo y espero, 
y acabe por nombrarnos en un signo, 
por situarnos en alguna estación 
por dejarnos allí, como dos gritos 
de asombro. 
Pero nunca será. Tú no eres ésa, 
yo no soy ése, ésos, los que fuimos 
antes de ser nosotros. 
Eras sí pero ahora 
suenas un poco a mí. 
Era sí pero ahora 
vengo un poco a ti. 
No demasiado, solamente un toque, 
acaso un leve rasgo familiar, 
pero que fuerce a todos a abarcarnos 
a ti y a mí cuando nos piensen solos. 



Hemos llegado al crepúsculo neutro 
donde el día y la noche se funden y se igualan. 
Nadie podrá olvidar este descanso. 
Pasa sobre mis párpados el cielo fácil 
a dejarme los ojos vacíos de ciudad. 
No pienses ahora en el tiempo de agujas, 
en el tiempo de pobres desesperaciones. 
Ahora sólo existe el anhelo desnudo, 
el sol que se desprende de sus nubes de llanto, 
tu rostro que se interna noche adentro 
hasta sólo ser voz y rumor de sonrisa. 



Puedes querer el alba 
cuando ames. 
Puedes 
venir a reclamarte como eras. 
He conservado intacto tu paisaje. 
Lo dejaré en tus manos 
cuando éstas lleguen, como siempre, 
anunciándote. 
Puedes 
venir a reclamarte como eras. 
Aunque ya no seas tú. 
Aunque mi voz te espere 
sola en su azar 
quemando 
y tu dueño sea eso y mucho más. 
Puedes amar el alba 
cuando quieras. 
Mi soledad ha aprendido a ostentarte. 
Esta noche, otra noche 
tú estarás 
y volverá a gemir el tiempo giratorio 
y los labios dirán 
esta paz ahora esta paz ahora. 
Ahora puedes venir a reclamarte, 
penetrar en tus sábanas de alegre angustia, 
reconocer tu tibio corazón sin excusas, 
los cuadros persuadidos, 
saberte aquí. 
Habrá para vivir cualquier huida 
y el momento de la espuma y el sol 
que aquí permanecieron. 
Habrá para aprender otra piedad 
y el momento del sueño y el amor 
que aquí permanecieron. 
Esta noche, otra noche 
tú estarás, 
tibia estarás al alcance de mis ojos, 
lejos ya de la ausencia que no nos pertenece. 
He conservado intacto tu paisaje 
pero no sé hasta dónde está intacto sin ti, 
sin que tú le prometas horizontes de niebla, 
sin que tú le reclames su ventana de arena. 
Puedes querer el alba cuando ames. 
Debes venir a reclamarte como eras. 
Aunque ya no seas tú, 
aunque contigo traigas 
dolor y otros milagros. 
Aunque seas otro rostro 
de tu cielo hacia mí.

Nos vemos mañana. ¡Que tengáis un buen día!