miércoles, 26 de junio de 2013

LA FRASE DEL DIA Y OTRAS COSAS DEL 26/04/2013, por Marisa

MEMBRETE LA FRASE

¡¡¡Buenos días de miércoles!!! Continúa el buen tiempo y se mantienen las altas temperaturas. El tiempo ya no es noticia ...

La frase de hoy es ...


La canción que os propongo para este día es Culpable, de Lagarto amarillo.


Hoy es el santo de Pelayo. Sobre efemérides, diremos que un 26 de junio de ...:

- 1508, el Cardenal Cisneros inauguró la Universidad de Alcalá de Henares, en Madrid
- 1541, falleció Francisco Pizarro, conquistador español
- 1870, nació Ignacio Zuloaga, pintor español
- 1906, tuvo lugar la primera edición del Grand Prix de Le Mans
- 1977, se celebró el último concierto de Elvis Presley

Y pasemos ya a las recomendaciones:
- Saber hacer, con el significado de ‘conjunto de conocimientos y técnicas acumulados, que permite desarrollar con eficacia una actividad en el ámbito artístico, científico o empresarial’, es una alternativa adecuada al término inglés know-how. Esta locución puede alternar con experiencia conocimientos (en plural) como recurso de enriquecimiento léxico si el concepto se repite en una misma noticia o para evitar ambigüedades en contextos en los que saber hacer pueda interpretarse en su acepción de ‘habilidad para desenvolverse con tacto en cualquier situación’. En cualquier caso, se aconseja no emplear el anglicismo innecesario know-how, frecuente en los medios de comunicación: «Tendrán a su disposición el know-how de la firma francesa», «Fruto del know-how que han adquirido trabajando para firmas de moda como…» o «Ambas empresas intercambiarán el know-how técnico». En los ejemplos anteriores, habría sido preferible escribir «Tendrán a su disposición el saber hacer de la firma francesa», «Fruto de la experiencia que han adquirido trabajando para firmas de moda como…» y «Ambas empresas intercambiarán sus conocimientos técnicos». De optar por la voz inglesa, lo apropiado es escribirla con guion y en cursiva (know-how) o, si no se dispone de este tipo de letra, entre comillas.
- La locución viento en popa quiere decir 'con buena suerte, dicha o prosperidad' y se escribe sin la preposición de. Sin embargo, en ocasiones, se emplea la forma inapropiada de viento en popa, como en: «El torneo de fútbol va de viento en popa», «Sorprende que marche tan de viento en popa en una ciudad como Santiago». En los ejemplos anteriores lo adecuado hubiera sido emplear simplemente viento en popa.
- En la expresión tener claro, la palabra claro ha de concordar en género y número con aquello a lo que se refiere. Sin embargo, en ocasiones tener claro se emplea sin guardar la concordancia, como en los siguientes ejemplos: «Los directivos habían solicitado el aplazamiento del partido de vuelta hasta no tener claro la sanción de la federación», «El presidente tenía claro los diez nombres y solo estaba esperando la contestación de dos miembros». En los ejemplos anteriores habría sido más apropiado decir «tener clara la sanción» y «tener claros los diez nombres». No obstante, claro se usa en masculino singular cuando esta expresión se aplica a una oración o idea introducida por sique o una conjunción similar: «Tenía claro que las propuestas eran inaceptables» o «No tienen claro si la apertura del local será finalmente este lunes».
Este miércoles me siento espléndida y quiero complacer a dos amigas blogueras. Así que tenemos poema de Benedetti y también, de Pablo Neruda. Ambos podemos leerlos y escucharlos en las voces de sus creadores.
El  de Benedetti es Táctica y estrategia.
Mi táctica es 
mirarte 
aprender como sos 
quererte como sos 

mi táctica es 
hablarte 
y escucharte 
construir con palabras 
un puente indestructible 

mi táctica es 
quedarme en tu recuerdo 
no sé cómo ni sé 
con qué pretexto 
pero quedarme en vos 

mi táctica es 
ser franco 
y saber que sos franca 
y que no nos vendamos 
simulacros 
para que entre los dos 
no haya telón 
ni abismos 

mi estrategia es 
en cambio 
más profunda y más 
simple 

mi estrategia es 
que un día cualquiera 
no sé cómo ni sé 
con qué pretexto 
por fin me necesites.


El de Neruda es Explico algunas cosas
PREGUNTARÉIS: Y dónde están las lilas?
Y la metafísica cubierta de amapolas?
Y la lluvia que a menudo golpeaba
sus palabras llenándolas
de agujeros y pájaros?

Os voy a contar todo lo que me pasa.

Yo vivía en un barrio
de Madrid, con campanas,
con relojes, con árboles.

Desde allí se veía
el rostro seco de Castilla
como un océano de cuero.
Mi casa era llamada
la casa de las flores, porque por todas partes
estallaban geranios: era
una bella casa
con perros y chiquillos.
Raúl, te acuerdas?
Te acuerdas, Rafael?
Federico, te acuerdas
debajo de la tierra,
te acuerdas de mi casa con balcones en donde
la luz de junio ahogaba flores en tu boca?
Hermano, hermano!
Todo
eran grandes voces, sal de mercaderías,
aglomeraciones de pan palpitante,
mercados de mi barrio de Argüelles con su estatua
como un tintero pálido entre las merluzas:
el aceite llegaba a las cucharas,
un profundo latido
de pies y manos llenaba las calles,
metros, litros, esencia
aguda de la vida,
pescados hacinados,
contextura de techos con sol frío en el cual
la flecha se fatiga,
delirante marfil fino de las patatas,
tomates repetidos hasta el mar.

Y una mañana todo estaba ardiendo
y una mañana las hogueras
salían de la tierra
devorando seres,
y desde entonces fuego,
pólvora desde entonces,
y desde entonces sangre.
Bandidos con aviones y con moros,
bandidos con sortijas y duquesas,
bandidos con frailes negros bendiciendo
venían por el cielo a matar niños,
y por las calles la sangre de los niños
corría simplemente, como sangre de niños.

Chacales que el chacal rechazaría,
piedras que el cardo seco mordería escupiendo,
víboras que las víboras odiaran!

Frente a vosotros he visto la sangre
de España levantarse
para ahogaros en una sola ola
de orgullo y de cuchillos!

Generales
traidores:
mirad mi casa muerta,
mirad España rota:
pero de cada casa muerta sale metal ardiendo
en vez de flores,
pero de cada hueco de España
sale España,
pero de cada niño muerto sale un fusil con ojos,
pero de cada crimen nacen balas
que os hallarán un día el sitio
del corazón.

Preguntaréis por qué su poesía
no nos habla del sueño, de las hojas,
de los grandes volcanes de su país natal?

Venid a ver la sangre por las calles,
venid a ver
la sangre por las calles,
venid a ver la sangre
por las calles!


Y ya os dejo, deseándoos lo mejor. Hasta mañana