martes, 5 de marzo de 2013

LA FRASE DEL DIA Y OTRAS COSAS DEL 5/03/13, por Marisa

MEMBRETE LA FRASE

¡¡¡Hola, buenos días!!! El consejo de hoy, creo que sirve para todo el mundo y no siempre lo ponemos en práctica.


La canción de hoy es Y no me importa nada, de Luz Casal.


Este martes es el santo de Eusebio. Sobre efemérides, diremos que un día como hoy, 5 de marzo de ...:
- 1848, se estableció en Francia el sufragio universal
- 1933, los nazis ganaron las elecciones en Alemania
- 1942, nació Felipe González, que fue presidente del gobierno español entre 1982 a 1996
- 1953, falleció Stalin, dictador soviético.

Pasemos a las recomendaciones:
- La palabra rastreabilidad puede alternar con la de trazabilidad para referirse a "la posibilidad de rastrear el camino seguido por un producto comercial desde su origen hasta su destino final, así como el registro de todos los datos que permiten realizar dicho seguimiento".
- La expresión en vísperas, que indica que algo sucede ‘en tiempo inmediatamente anterior’, se construye siempre en plural.  Por lo tanto, es incorrecto decir y escribir «Lufthansa anula 50 vuelos este jueves, en víspera de una huelga de 24 horas», «Al menos 10 jóvenes detenidos en víspera de los comicios de Angola» o «El CSD insta a poner fin a la “guerra del fútbol” en víspera de la asamblea de la LFP». Si lo que se quería decir es que los hechos se produjeron "el día anterior", habría que haber dicho la víspera.
- Las construcciones tachar de y tildar de se emplean para 'atribuir a alguien o a algo una característica o cualidad negativa', no una característica positiva o neutra. Por lo tanto, son inapropiadas frases como las siguientes: «Duran i Lledia tacha de excelente el nuevo gobierno de Rajoy», pues excelente no tiene una connotación negativa. Este error se habría evitado empleando otro verbo más apropiado, como calificar o considerar: «Duran califica de excelente el nuevo gobierno de Rajoy»
Y para terminar, Estados de ánimo, el poema de Benedetti que vamos a leer este 5 de marzo:
Unas veces me siento 
como pobre colina 
y otras como montaña 
de cumbres repetidas. 

Unas veces me siento 
como un acantilado 
y en otras como un cielo 
azul pero lejano. 

A veces uno es 
manantial entre rocas 
y otras veces un árbol 
con las últimas hojas. 
Pero hoy me siento apenas 
como laguna insomne 
con un embarcadero 
ya sin embarcaciones 
una laguna verde 
inmóvil y paciente 
conforme con sus algas 
sus musgos y sus peces, 
sereno en mi confianza 
confiando en que una tarde 
te acerques y te mires, 
te mires al mirarme.

Hasta mañana ...