sábado, 28 de marzo de 2015

SEMANA NEGRA

MEMBRETE 2014 MARISA


La verdad es que ha sido una negra e incomprensible semana. A veces, no me creo lo que oigo y pienso que nos cuentan una "milonga". Otras, pienso que sí es verdad ...

Pero lo que no me esperaba es lo que he sabido hoy: Copio y pego este artículo:

Se inspiró Andreas Lubitz en 


Relatos Salvajes 


para destruir el avión?


El fiscal de la investigación del accidente de avión de Germanwings aseguró que el copilotoAndreas Lubitz, destruyó el avión"voluntariamente", algo que recuerda a una de las historias de la película Relatos Salvajes.

Qué.es 26 de marzo de 2015
El fiscal de Marsella, encargado del caso del accidente de avión de Germanwings, ha indicado que, según las conversaciones recogidas en las cajas negras, el copiloto, Andreas Lubitz, se negó a abrir la puerta de la cabina al piloto una vez que salió, lo que indica que tenía la "intención de destruir el avión". Andreas Lubitz, de 28 años y nacionalidad alemana, accionó el descenso del avión sin contestar a las llamadas de los controladores aéreos aprovechando que el piloto, Patrick Sonderheimer, se ausentara para hacer sus "necesidades humanas". De este modo, la hipótesis del suicidio cobra fuerza, aunque se tendrá que investigar por qué el joven copiloto tomaría la decisión de hacerlo a bordo de un avión en el que viajaban 149 personas más. La escena vivida en el avión que ha contado el fiscal de Marsella tras escuchar lo recogido en las cajas negras, recuerda a la primera historia de la película argentina "Relatos Salvajes", estrenada durante 2014 y 2015 alrededor del mundo y que fue candidata a los Oscar  a mejor film de habla no inglesa. En esta historia, el comandante de abordo, un tal Pasternak, se encierra en la cabina de un avión y lo estrella. Algo que se asemeja mucho a lo que pudo haber hecho Andreas Lubitz. En la película, los motivos que llevan a Pasternak a estrellar el avión es vengarse de los pasajeros que viajan en él, ya que todos son antiguos conocidos suyos que, en algún momento de su vida, le hicieron daño.




Ahora os dejaré unas reflexiones, de esas que nos dan esperanza para seguir viviendo en un mundo de locos ...



.
Hoy, 28 de marzo, debemos recordar:
- Que la próxima madrugada se producirá el cambio de la hora. Pasamos al horario de verano y, a las 2 de la madrugada, debemos poner el reloj a las 3. Dormiremos una hora menos ...
- Que hoy, entre las 8,30 y 9,30 de la noche, se celebra la Hora del Planeta, la mayor campaña global de movilización y lucha contra el cambio climático. Podemos participar todos, apagando la luz durante esa hora, como símbolo de lucha, para demostrar que juntos podemos construir un futuro basado en las energías limpias y a favor del planeta.
A propósito de este último tema, hay recomendaciones:
La Hora del Planeta se escribe con mayúsculas iniciales por referirse al nombre oficial de esta iniciativa. Sin embargo, es habitual encontrar en los medios de comunicación frases como «Coincidiendo con la celebración de “La Hora del Planeta”…», «Este año se espera que la hora del Planeta bata récords» o «… está invitado a unirse a la hora del planeta». Lo apropiado es considerar esta denominación como la de las festividades, ya sean civiles o religiosas, y escribirla con iniciales mayúsculas, como indica la Ortografía de la lengua española, y decir «Este año se espera que la Hora del Planeta bata récords» o «… está invitado a unirse a la Hora del Planeta». Se recuerda asimismo que esta denominación no tiene por qué entrecomillarse y que el artículo la debe ir en minúscula (salvo si inicia una oración) porque no forma parte de ella; así, el primero de los ejemplos anteriores debería ser «Coincidiendo con la celebración de la Hora del Planeta…». 
En las noticias relacionadas con esta iniciativa también se habla de huella de carbono y huella ecológica, y hay que aclarar que se trata de índices que miden el impacto ambiental, pero no deben confundirse, ya que lo hacen a partir de parámetros diferentes: la huella de carbono se refiere a la emisión de gases de efecto invernadero, mientras que la huella ecológica analiza el efecto en la Tierra de la demanda que hace el hombre de los recursos existentes.
Y ya acabo por hoy. Nos reencontramos el lunes, día en que hablaremos de la Semana Santa. Por cierto, mañana es Domingo de Ramos y tenemos el Dominical de Mary Rec. Os esperamos.