miércoles, 15 de mayo de 2013

LA FRASE DEL DIA Y OTRAS COSAS DEL 15/05/2013, por Marisa

MEMBRETE LA FRASE


¡¡¡Hola!!! Me encuentro muy cansada. ¿Será la primavera? ¡Qué suerte que tenéis los madrileños ... Hoy es fiesta en Madrid!. Se celebra san Isidro. Y mirad qué frase me he encontrado hoy ...




Como se acerca Eurovisión (Las semifinales son el jueves 16 y viernes 17, y la final, el sábado 18), conviene recordar cuál es la canción que representará a España. Es Contigo hasta el final, interpretada por El sueño de Morfeo.


Como ya he dicho antes, hoy es el santo de Isidro. En cuanto a efemérides, un 15 de mayo de ...:
- 1768, Génova vendió la isla de Córcega a Francia
 - 1930, se realizó por primera vez en EE.UU. un vuelo con azafatas
- 1940, aparecieron a la venta por primera vez en EE.UU. la medias de nylon
- 1970, se editó en EE.UU. el último disco de Los Beatles, Let it be.

Pasemos a las recomendaciones:

- Reforzar, fortalecer, fomentar, aumentar, redoblar, incrementar, impulsar, reactivar, acentuar, avivar, etc.  son alternativas al verbo intensificar del que, en ocasiones, se abusa innecesariamente. Es común encontrar en la prensa hablar de que "se intensifican los lazos comerciales", que "se intensifican las relaciones, la cooperación la participación" ... Pero los lazos también se pueden reforzar, las relaciones se fortalecen, la cooperación se fomenta y la participación puede tratar de aumentarse. También, que se intensifican los esfuerzos, las actividadeslas iniciativas, que se intensifican unas medidas o una determinada campaña, e incluso que se pretende intensificar el cambio. Los esfuerzos pueden redoblarse, las actividades incrementarse, las iniciativas y las campañas impulsarse, unas medidas pueden reactivarse y el cambio promoverse. Leemos u oímos habitualmente que se intensifica un debateuna inversión en algo, una sospecha o que se intensifican las tensioneslos combateslas críticas o las protestas; cuando los debates se pueden también alimentar, las inversiones aumentar, las sospechas acrecentarse, la tensión acentuarse, los combates avivarse y las críticas y las protestas arreciar. Aunque, en rigor, el empleo de estas palabras con el verbo intensificar no es en ningún caso incorrecto, es conveniente recordar que el español ofrece múltiples alternativas y que el hablante puede escoger la del matiz más adecuado a cada caso
- Mineros jubilosos en un yacimiento de hierro, dos cupletistas rimando versos, un pasillo en honor a los jugadores del Barcelona tras proclamarse campeones del torneo liguero… ¿Existe alguna relación entre estas tres imágenes? La respuesta es sí. Y, para no escatimar datos,el término alirón. Confirmado el título azulgrana, los medios informativos están empleando acertadamente este sustantivo de génesis tan curiosa como incierta: «El Espanyol empata ante el Madrid y adelanta el alirón culé», se titula, «El Barcelona canta el alirón sin jugar». Adelante, pues, con los festejos; pero ¿de dónde procede esta palabra? Según la teoría quizá más divertida (y divertir es entretener, pero también desviar), este vocablo nace en el siglo XIX cuando mineros británicos llegados a la costa vasca marcaban las vetas que solo contenían hierro escribiendo en ellas all iron (‘todo hierro’). Como quiera que tales hallazgos se recompensaban económicamente, la expresión se asoció a lo festivo y a partir de ahí, si la teoría es cierta, el don de lenguas y la pronunciación fidelísima hicieron el resto: ¿all iron en inglés?, ¡a la española alirón!. Por su parte, la Academia no incluye alirón en su Diccionario de la lengua española hasta su actual vigesimosegunda edición. La docta institución, alejándose por completo de estas teorías, la hace remitir al arabismo al’il‘lān (‘proclamación’).
- Hay que advertir del uso erróneo de los términos meteorología climatología para referirse al estado del tiempo en un lugar y momento determinados, especialmente en los espacios dedicados a la previsión del tiempo. Meteorología es 'la ciencia que trata de los fenómenos atmosféricos' y climatología es 'la ciencia que estudia los climas, es decir, las condiciones atmosféricas habituales en un lugar determinado'. Por lo tanto, si decimos que «hoy llueve en Madrid» estamos refiriéndonos a la meteorología. Pero si, por el contrario, lo que se afirma es que «en el norte de España llueve con frecuencia» nos estamos refiriendo a la climatología propia de esa zona. En cualquier caso, ninguno de los dos términos es el apropiado para hablar del estado del tiempo atmosférico. En este caso se hablará de condiciones atmosféricas, mal tiempo o buen tiempo: «Las condiciones atmosféricas no serán favorables para emprender esa expedición», «Se espera buen tiempo para el fin de semana» o «El mal tiempo obligó a suspender la corrida».

El poema de hoy es Nanas de la cebolla, de Miguel Hernández. Como hice ayer, os dejo el poema para que lo leáis, y el vídeo en el que Serrat interpreta una canción basada en este poema.

La cebolla es escarcha
cerrada y pobre:
escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla:
hielo negro y escarcha
grande y redonda.

En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar,
cebolla y hambre.

Una mujer morena,
resuelta en luna,
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete, niño,
que te tragas la luna
cuando es preciso.

Alondra de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en los ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que en el alma al oírte,
bata el espacio.

Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.

Es tu risa la espada
más victoriosa.
Vencedor de las flores
y las alondras.
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.

La carne aleteante,
súbito el párpado,
el vivir como nunca
coloreado.
¡Cuánto jilguero
se remonta, aletea,
desde tu cuerpo!

Desperté de ser niño.
Nunca despiertes.
Triste llevo la boca.
Ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma.

Ser de vuelo tan alto,
tan extendido,
que tu carne parece
cielo cernido.
¡Si yo pudiera
remontarme al origen
de tu carrera!

Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.

Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.

Vuela niño en la doble
luna del pecho.
Él, triste de cebolla.
Tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre.

Si mañana ya es jueves ...