lunes, 29 de abril de 2013

LA FRASE DEL DIA Y OTRAS COSAS DEL 29/04/13, por Marisa

MEMBRETE LA FRASE

¡¡¡Hola!!! ¡Qué largo se me está haciendo este periodo de frío y lluvia! Bueno, dijeron que dudaría hasta el martes, y eso es mañana ...
Antes de que se me olvide, quiero deciros que, durante hoy y mañana, en nuestros posts vamos a ir recordándoos que hace poco el blog cumplió su primer aniversario, y os pedimos colaboración para celebrarlo. Pues bien, Mary Rec ha trabajado duro en ello y, si no pasa nada, el miércoles, día 1, además de celebrar la fiesta del Día del Trabajo, vamos a compartir con vosotras la celebración del primer "añito" del blog. No os la perdáis ...

Pero vayamos a la frase de hoy.



Me apetece hoy recordar esta canción de "Cómplices". Se trata de Es por tí.
Hoy es el santo de Catalina y, en cuanto a efemérides, diremos que un 29 de abril de...:
- 1429, Juana de Arco dirigió a los franceses en su victoruia frente a los ingleses en Orleans
- 1818, nació Alejandro II, zar de Rusia
- 1901, nació Hirohito, emperador japonés
- 1945, los norteamericanos liberaron el campo de concentración alemán en Dachau.
Y ahora, las recomendaciones:
- La palabra inglesa flopping, referida a la sobreactuación de algunos jugadores de baloncesto al contacto con un contrincante para tratar de engañar al árbitro y lograr que pite una falta, puede sustituirse en español por simulación o exageraciónDesde que la liga profesional norteamericana de baloncesto (NBA) aprobó al principio de la temporada normas para castigar ese tipo de actuación, es frecuente ver en los medios deportivos frases como «¿Falta personal a Rudy o ‘flopping’ del madridista?», «Reggie Evans recibe un nuevo aviso por ‘flopping’» o «Jarrett Jack, primera víctima de la nueva norma ‘anti-flopping’». Para referirse a la norma que trata de erradicar este tipo de actuaciones en las canchas de baloncesto, pueden emplearse los términos españoles normativa antisimulación normativa antiexageración en lugar del inglés anti-flopping. Así, en los ejemplos anteriores habría sido mejor escribir «¿Falta personal a Rudy o exageración del madridista?», «Reggie Evans recibe un nuevo aviso por simulación», «Jarrett Jack, primera víctima de la nueva norma antisimulación». Si se opta por emplear la palabra inglesa, debe escribirse en cursiva o, si no se dispone de este tipo de letra, entrecomillada, por tratarse de un extranjerismo. 
- El término cáncer se emplea para designar una enfermedad llamada también tumor maligno, por lo que la expresión cáncer maligno es redundante. Sin embargo, en algunas noticias relacionadas con esta enfermedad se encuentran ejemplos como «El melanoma es uno de los tipos de cáncer maligno más frecuente». De acuerdo con la definición que recoge el Diccionario de términos médicos, de la Real Academia Nacional de Medicina, la palabra cáncer es sinónima de tumor maligno o neoplasia maligna, de modo que un tumor maligno es un cáncer, no un cáncer maligno, por lo que esta expresión resulta redundante. Por tanto, en el ejemplo anterior, lo apropiado habría sido escribir: «El melanoma es uno de los tipos de cáncer más frecuente». Asimismo, se recuerda que esta redundancia se mantiene cuando el término cáncer se utiliza con el sentido figurado de ‘proliferación en el seno de un grupo social de situaciones o hechos destructivos’, por lo que no son adecuados ejemplos como «La violencia, que como un cáncer maligno carcome la sociedad,…», en lugar de «La violencia, que como un cáncer carcome la sociedad,…».
- Candidato oficialista, no candidato oficial, es la voz adecuada para referirse a un aspirante a la presidencia perteneciente al partido gobernante de un país. En relación con las elecciones a la presidencia de un país, se encuentran en diferentes medios frases como «La candidata Mirlande Manigat obtiene una intención de voto del 36 %, mientras que el candidato oficial, Jude Celestin, cae a un 20,2 %». Los dos candidatos que se mencionan en los ejemplos anteriores son oficiales; sin embargo, solo uno es el candidato oficialista, es decir, el candidato que pertenece al partido gobernante, tal como indica el Diccionario académico. Así, en el ejemplo anterior lo apropiado habría sido escribir «La candidata Mirlande Manigat obtiene una intención de voto del 36 %, mientras que el candidato oficialista, Jude Celestin, cae a un 20,2 %». Este uso de oficialista no se restringe a las elecciones presidenciales: se emplea asimismo para indicar que un candidato a cualquier puesto —académico, sindical, político…— es el apoyado por la dirección de la organización de que se trate.
Y acabemos con el poema de Benedetti. Hoy podéis leer y escuchar Lento pero viene
Lento pero viene
el futuro se acerca
despacio
pero viene

hoy está más allá
de las nubes que elige
y más allá del trueno
y de la tierra firme

demorándose viene
cual flor desconfiada
que vigila al sol
sin preguntarle nada

iluminando viene
las últimas ventanas

lento pero viene
las últimas ventanas

lento pero viene
el futuro se acerca
despacio
pero viene

ya se va acercando
nunca tiene prisa
viene con proyectos
y bolsas de semillas
con ángeles maltrechos
y fieles golondrinas

despacio pero viene
sin hacer mucho ruido
cuidando sobre todo
los sueños prohibidos

los recuerdos yacentes
y los recién nacidos

lento pero viene
el futuro se acerca
despacio
pero viene

ya casi está llegando
con su mejor noticia
con puños con ojeras
con noches y con días

con una estrella pobre
sin nombre todavía

lento pero viene
el futuro real
el mismo que inventamos
nosotros y el azar

cada vez más nosotros
y menos el azar

lento pero viene
el futuro se acerca
despacio
pero viene

lento pero viene
lento pero viene
lento pero viene

¡¡¡Hasta mañana!!!